Sony Reader

Desde hace algunos años tras vengo escuchando la afirmación de que un día los libros como los conocemos hoy en día dejaran de existir. Aunque esa idea se sustenta en una base solida, nunca la he aceptado por completo.

Hasta hace poco adopte una postura de renuencia hacia la lectura digital. Me parecía algo tan incomodo -¿alguien ha intentado leer un libro completo en la computadora?- que nunca me paso por la mente que se llegaría a crear algo semejante a esto:

El mayor pero que le encuentro es su tamaño.

¿No es una verdadera belleza? Quizás aun de una sensación de estar medio primitivo, pero si la comparan con los modelos anteriores notaran la diferencia.

Es obvio que pretendo adquirir uno de esos, el problema es saber cuándo. Últimamente me ha dando tanto la idea de hacerme con uno de ellos que hasta he pensado en vender el 360 -el blanco- para comprarlo. El problema es que nunca me he desecho de ninguna de las consolas que he adquirido -aun cuando ya no sirven- y dudo mucho que vaya a comenzar ahora.

La otra alternativa seria trabajar, pero a esa opción yo simplemente le doy la vuelto -al menos en estas vacaciones-. Como dije hace tiempo yo solo trabajo en el cambio de generación de consolas 😛

Esta entrada la escribí para pedirles su opinión sobre el Sony Reader. ¿Qué les pareció?, ¿creen que vale la pena? Personalmente tengo mis dudas, principalmente creo que esa cosa se verá fea y vieja dentro de muy poco tiempo, y créanme, no deseo verme como aquel tipo que aun portaba su tabique durante el boom del celular, tampoco deseo invertir mis vacaciones para estar al dia en este tipo de gadgets.

Quiza alguno de ustedes ya lo conocían y han revisado algunas alternativas, si es asi, espero las coloquen en un entrada.

Navidad

Desde hace tiempo varias personas -entre ellas se encuentran un par de ustedes- me cuestionaban el hecho de que yo me “burlase” de algunas conductas de Navidad. Recuerdo que decían que no era congruente el hecho de que me burlase -siendo que además me jacto de ser agnóstico- de una festividad, pero que mi propia familia, pero sobre todo que yo decidiera participar en la denominada “cena de navidad”.  

Desde que yo tengo conciencia, nunca he concebido a mi familia como una integrada por personas de fe. Siempre he visto que esta se divide en dos grupos. El primero grupo esta integrado por personas que mantienen vivo ese lazo con la religión católica -mi padre así como la gran mayoría de mis hermanos se encuentra en este grupo-, pero que nunca caen en excesos. Por el otro lado estamos el grupo que mantenemos contacto con nuestro lado “espiritual”, pero que no estamos casados con una religión, en este grupo se encuentra mi madre y un par de mis hermanos.

Como dije una vez creo que mi forma de ser -con todo lo que ello implica- fue fomentada desde el seno de mi familia. Razón por la cual siempre he creído que en mi familia la religión nunca había constituido un factor importante dentro de la misma, aunque, nunca tuve una prueba fehaciente de ello, hasta ahora.

Como ustedes saben mi familia es numerosa, por lo que difícilmente podemos estar reunidos todos juntos en un mismo periodo de tiempo. Es por ello que la cena de navidad se ha llevado a cabo desde siempre,  ya que sin que se dijera ella constituía la única ocasión en el año donde la mayoría de los integrantes de esta familia se reuniera y dejara de lado -por un momento- ese distanciamiento que nos caracteriza.

Este año la cena no podía faltar, solamente que por algunos contratiempos tuvimos que adelantarla. Las días libres de todos los miembros de la familia simplemente no cuadraban con el día 24 -día que comúnmente a todo mundo se le otorga-, motivo por el cual no se dudo en adelantar dicha cena, la cual se realizo el sábado -por eso les dije que no les contestaría nada ese día-. La esencia del acto religioso se dejo completamente de lado -como siempre se hizo- sin que ello molestara a nadie, ya que todos sabíamos que nunca nos habíamos reunido a celebrar lo que indican las diversas iglesias, simplemente era un día en el que nos reuníamos porque era una de las pocas ocasiones que podíamos y punto. Si no me equivoco en mis afirmaciones el día 24 de diciembre deberá transcurrir como un día normal. Todos y cada uno de nosotros en las actividades que nos ocupan, eso espero.

La democracia en México no funciona

Hace algún tiempo se inicio una especie de “debate” con respecto a la ley de ingresos del 2010. El debate comenzó una vez que se presento a la cámara de diputados la propuesta. Tanto periodistas como analistas políticos y verdaderos opositores al actual gobierno inmediatamente alzaron la voz y cuestionaron la propuesta. En ese momento la mayoría de la población se mantuvo indiferente al tema.

Fue hasta que la propuesta fue aprobada por la cámara baja que algunos grupos se unieron a la crítica de dicha aprobación, algo tarde diría yo. Si no hubiese sido por la ineptitud del presidente del PAN, creo que esto se hubiese convertido en otro: “pues ya ni modo, otra vez nos pasaron a amolar”.

 Recuerdo claramente como días antes de la aprobación de la ley final de ingresos -cuando ya estaba siendo “pactada” en la cámara alta- diversos medios hacían saber los acuerdos y presiones que ejercían algunos gobernadores del PRI -Peña Nieto y Fidel Herrera principalmente- para aprobar sin mayores problemas el incremento de impuestos. Recuerdo como muchos periodistas se quedaban pasmados ante la indiferencia de la población ante tales posturas, lo que en ocasiones los condujo a “festejar” – se decía: vaya, peor es nada – que 200 twitteros se reunieran para protestar por algo difícilmente comprendían, sobre todo si se les preguntaba por el trasfondo de la discusión y no solamente por el 3% del impuesto a las telecomunicaciones -que ellos definían como el 3% de impuesto al internet-.

¿Derecho a la no jerarquía? ¿Aumentar la brecha tecnológica?, si esta brecha es de más de 100 años, ¿a mi me gustaría saber que han hecho personas como ella  -además de usar Twiter 😆 – para reducirla?

Antes y después de la discusión de dicha ley comenzaron a surgir varios cuestionamientos que se conectaban entre sí para llegar a la conclusión de la realidad en México: LA TRANSICION A LA DEMOCRACIA SIMPLEMENTE NUNCA SE DIO.

La población de México “festejo” en demasía que el PRI fuese derrotado en las casillas después de que este ostentara el poder por más de 70 años. Festejaron que todas las luchas incesantes y reveses que hasta ese entonces México había sufrido lo habrían de guiar hacia una nueva etapa de cambio. Se hastiaron de su logro que jamás apreciaron la realidad de las cosas hasta este preciso momento. Solo después de 9 años las personas -no todas- han notado que el antiguo régimen -y por lo tanto forma de gobierno- jamás fue superado, hemos percibido que  tan solo logramos modificar la apariencia del mismo pero su esencia siempre se mantuvo intacta.

El presidencialismo. Muchos lo consideran desaparecido, pero en esencia este solamente fue fragmentado en 32 pequeños puestos. Si no están de acuerdo es que quizá no están muy enterados del peso que han demostrado tener algunos de los gobernantes actuales.

 

Lo peor fue que el poder de censura que tenía el estado ahora fue traspasado a los medios de comunicación masiva -televisa principalmente- de forma que ahora no es el gobierno el que nos dice que vemos ni por quien votamos, ahora son los empresarios quienes nos lo indican.

La gente pensó que consiguiendo unas elecciones “reales” todo seria superado. Lo que nadie les dijo es que la parte critica y el seguimiento de los hechos debería de realizarse. El MEXICANO creyó que el solo tenía que votar y sentarse en su casa esperando a alguien trabajase duro de tal modo que llegase el día -y ese día debería ser próximo- que se le ofreciera un sueldo de diputado. A mi parecer la gente de México nuevamente ha demostrado no tener la capacidad de cambio que este país requiere. La gente se ha mostrado apática y conformista, algo que en un inicio me pareció frustrante, pero que ahora se ha vuelto molesto.

La democracia en México jamás se alcanzo -ni alcanzara- porque la gente jamás tuvo el interés de cambio. Demasiados factores son los que influyen para que esto permanezca de igual forma -supongo que la dependencia psicología fomentada a lo largo de este periodo de que alguien le diga cómo hacer las cosas (la religión, el estado, etc.) jamás fue superada -, y dada mi ignorancia en muchos de estos temas me es imposible obtener conclusiones al respecto. Lo que de manera indirecta me conduce a la pregunta ¿Dónde están todos nuestros humanistas? ¿Dónde están nuestros analistas políticos -verdaderos, solo un puñado tenemos y a estos hay que ir a buscarlos ya que su difusión es mínima-? ¿Acaso querrán que un ingeniero asuma el papel que ustedes deberían ocupar en esta sociedad?

En momentos como este es cuando uno debe de preguntarse ¿en realidad la UNAM es una de las 100 mejores universidades del mundo?, yo no lo creo. Si esta casa universitaria tan solo ha conseguido que una ínfima parte de su comunidad asuma una postura crítica a los temas relevantes del país significa que en varios aspectos ha fallado.  Y lo que en realidad me preocupa más es que gran parte de estas gentes aun tienen una argumentativa con soluciones que probablemente eran viables hace 100 años, pero que hoy en día difícilmente serian aplicables. Me parece lamentable que la mayoría de la oposición de nuestro país se encuentre identificada con una ideología retrograda, hipócrita y tan falta de soluciones -reales- a los problemas actuales como es el Marxismo. Si nuestra gente “preparada” es incapaz de interesarse por los problemas de este país ¿qué podemos esperar del resto?

Se puede pensar que estoy “dramatizando” las cosas -sobre todo en ello de “a la UNAM no se le critica”, pero díganme ¿Cuántos debates han visto -pero sobre todo, participado- en torno a los 10 puntos de la reforma política propuesta por Calderón? Quiero suponer que la falta de los mismos es indicio de que estos temas requieren ser analizados en el mediano plazo. Quiero suponer que gran parte de la población ha comprendido que antes de cuestionar los puntos propuestos debemos analizar y comprender las circunstancias en las que estos han sido propuestos.

Desafortunadamente algunos miembros de la denominada “izquierda” han comenzado a lanzar consignas en contra de estos puntos, dando por hecho que la gente comprende el contexto de la situación actual. Lo que más me decepciona de estos comentarios -aun fuera de lugar, creo yo- es que fácilmente denotan la postura retrograda de su ideología. Un par que he “leído” con frecuencia es el siguiente.

1.- El uso inmediato a la frase “Sufragio efectivo no reelección”. De nueva cuenta los hombres de izquierda recurren a las frases populares que yacen en la mente de las personas sin explicar el contexto en el que fue pronunciada dicha frase -quien no ha leído el plan de San Luis debería de revisarlo, si analiza un poco la estructura del mismo notara a que se refería esta frase.- Lo que me parece risible es el hecho de que hagan caso omiso a la primer parte de la frase aun cuando esta tiene una mayor validez como argumento en contra de la reelección -esto lo explico más adelante-

A revivir muertos se ha dicho.

2.- Una frase que raya en lo ridículo es aquella que dice algo como esto: “Las acciones del gobierno son una muestra del miedo que le causa la llegada el 2010”. De esto no creo que se pueda decir mucho ¿o me equivoco?

Mi postura ante la propuesta de Calderón es de total escepticismo. Es bastante “extraño” ver como la postura en cuanto al contenido de las reformas ha cambiado de manera radical exactamente a la mitad de su periodo de gobierno y justamente después de que perdiera mayoría en el congreso. Sin pensar mucho ello me parece que es una señal clara de el lavado de imagen que desea realizar el ejecutivo de su partido y de el mismo, recurriendo a la poca memoria de las personas. No es de extrañarse que durante los últimos tres años de su periodo de gobierno, este sujeto impulse reformas “benéficas” para la población, pero contrarias a los intereses de las denominadas elites, propuestas que claramente no tendrán oportunidad de ser aprobadas y mucho menos promovidas como deberían de ser con el único fin de proyectar una imagen de “bueno, yo lo intente”.

Si optara por adoptar una postura de optimismo, diría que Calderón ha comenzado a plantear las bases -obstaculizadoras- para el regreso del PRI. Esto podría tener algo de sentido si se presta atención al punto siete -segunda vuelta en las elecciones si el candidato con mayor porcentaje no obtiene algo mayor al 50%- y las rápidas declaraciones de los priistas -sobre todo de sus posibles candidatos-, los cuales han manifestado una rotunda negativa tanto a este punto como al que tiene que ver con reelecciones -esto último se da por simple inercia, ya todo mundo sabe que buen uso le da a las ideas de corte “nacionalista” el PRI cuando se encuentra en campaña”- . Las encuestas dicen que Peña Nieto tiene hoy en día poco más del 30% de preferencia electoral. Si se aprueba lo de segunda vuelta correría el riesgo de una posible alianza PRD-PAN, semejante a la que se vive hoy en día en Oaxaca. Y dada la urgencia de los actuales líderes del PRD por obtener un hueso más grande….

Lo que hace sonar raro a este punto es que dicha propuesta “proviene” de alguien que gano sus elecciones con muchas dudas. Supongo que la misma forma en cómo llego Calderón da cabida a que este punto pueda ser “refutado” por argumentos que ataquen mas la legitimidad de Calderón que la viabilidad del punto en cuestión.  

Sobre los puntos ocho,nueves y diez, los considero de fácil manipulación y distorsión. Sobre todo si consideramos que algunos candidatos cuentan con el favor de algunos empresarios para ganar puestos políticos mediante el uso de propaganda indirecta. ¿Regreso del autoritarismo?, pues más bien yo diría, mayor poder a los empresarios, o si desean verlo de esta forma se daría luz verdad a la posibilidad del nacimiento de un denominado “autoritarismo empresarial”.

Los puntos cinco y seis suenan bien, pero creo que he dejado muy en claro cuál es mi concepción de la población Mexicana. Estos puntos representan un buen aliciente para aquellos que buscan una alternativa en la política por otro medio distinto a los actuales partidos políticos. El pero es que esta gente tendrá nula capacidad de competencia por el simple hecho de que las masas de este país sienten pereza de analizar el objeto de su elección. La gente prefiere un emblema -símbolo, etc.- al cual aferrarse y así evitarse la molestia de la búsqueda de información y análisis de la misma. Con estos obstáculos los puntos cinco y seis -en caso de que fuesen aprobados- tendrán un impacto nulo en la forma de hacer política en este país.

Los puntos tres y cuatro son los más “aburridos” ya que es claro que casi nadie -de la sociedad- se opone a los mismos. El problema real seria la aceptación en las cámaras.

Los puntos uno y dos son los más interesantes desde mi punto de vista. Primero, se tendrá un choque directo con “nuestra historia”. La frase escrita en el plan de San Luis aun hoy en día tiene demasiado peso, sobre todo en el aspecto ideológico. Aceptar dicho punto significa reconocer la invalidez actual de uno de los emblemas ideológicos nacionales, significa reconocer que muchas de nuestras ideas son obsoletas.

La gente tiene “desconfianza” de perpetuar en sus cargos a los políticos. Lo que la gente desconoce es que la mayoría de los políticos están perpetuados en sus huesos, solamente cambian de lugar pero el hueso nunca les es arrebatado. Esto gracias a la gran cantidad de cargos públicos que ofrece el sistema. Si la gente investigara un poco se daría cuenta de que muchos de los políticos -que aparecen en televisión- llevan ya varios años en circulación. El problema es que la sociedad piensa “si desaparece de la pantalla de televisa” este ya se retiro de la política.

A nivel personal yo tengo mis dudas sobre los beneficios que nos traería una reelección como es planteada en estos puntos. Esto se debe a tres puntos principalmente.

1.- Como lo dije párrafos arriba, el sufragio efectivo. Aun no creo que México posea unas elecciones totalmente limpias y transparentes, lo que conduce a una incertidumbre respecto a la validez de la reelección de dichos candidatos. Tan solo basta con recordar la forma en la que el actual presidente de México llego al poder, y ni que decir del show ofrecido por la “izquierda” en México -PRD- en sus últimas elecciones internas.

2.- Una reelección sin posibilidad de remoción la considero inviable. El poder “apremiar” a los eficientes sería una buena idea en una sociedad participativa, sociedad donde las personas saben por quien están votando y por lo tanto los candidatos tendrían que esforzarse por ofrecer buenos resultados. En una sociedad indiferente como la mexicana esto no funciona. Pero si nos ofrecieran la posibilidad de remover del cargo a un inepto -como el presidente- quizá valdría la pena analizar la posibilidad de “cederles” la reelección.

3.- De nueva cuenta, la  magnífica relación que han demostrado tener algunos actores políticos hacia algunos medios masivos me hace pensar que la reelección incrementar la dependencia de los políticos a los medios, esto, por su mayor necesidad de estar vigentes ante el público. Si esto es cierto, significa que los políticos se pondrían a los servicios de los que le permiten la estadía en su lugar -los medios- en lugar de quienes en verdad deberían de beneficiar -la población-.

Cuestionar nuestras propias ideas, es el principal problema que este par de puntos enfrenta. Supongo que esta es una buena oportunidad para apreciar -más bien, verificar- la actitud que tengo yo de la sociedad mexicana. Sinceramente me gustaría estar en un error.

Con el sistema político actual es prácticamente inevitable el regreso del PRI, razón por la cual creo que habría que darle una oportunidad a esta propuesta. Entiendo perfectamente el desencanto que muchas personas tienen hoy en día por la “democracia” sobre todo porque las mayorías -erróneamente- creyeron que con echar fuera de los pinos al PRI todo cambiaria. Entiendo que quitarnos de encima 70 años de historia costara mucho, pero lo que no comprendo es el motivo por el cual rápidamente -si es que alguna vez dieron indicio de lo contrario- las personas asumen una postura de antipatía total y decidan regresar tan fácilmente al agujero de mediocridad del cual con problemas han salido.

Creo que si la gente no está dispuesta a cambiar despojarse de su indiferencia política y sobre todo de sus dogmas ideológicos, entonces simple y llanamente en México la democracia no funciona, ya que su población no funciona de acuerdo a lo requerido por una democracia. Si ello es cierto significa que toda la gente que ha luchado toda su vida por una verdadera democratización ha malgastado su vida en algo que simplemente en este país no es posible.

Perdonaran la estructura del texto y la posible falta de conexión de ideas -dado que estoy escribiendo de corrido, no lo he releído varias veces-. Creo que lo mejor hubiera sido postear por separado cada tema ya que me he quedado con las ganas de escribir otras cosas, dado que se pueden “aburrir” con una entrada sumamente larga, decidí detenerme.

Propuestas calderón.

Ahora mismo no quiero escribir mi postura sobre las mismas ya que creo que me sirve de magnifico soporte a un entrada que estaba a punto de escribir.

Lo que por el momento puedo decir es que este tema evidenciara la postura retrograda de la izquierda en México. Creo que la historia les ha pasado por encima y ni siquiera se han percatado de ello.

Este tema da mucho para debatir, si puedo mañana respondo, aunque lo más seguro es que sea el domingo, luego les digo la razón.

 

Sí, luego me callo, primero deja burlarme un momento de tus incongruentes posturas.

Música de calidad.

Dije que les presentaría un ejemplo más claro ¿no?, pues aquí esta.

Como todo mundo sabe -aunque no quiera mas oírlo- el gran “artista” Michael Jackson murió a mediados de año. Dado el trágico suceso todo el mundo estuvo de luto varios días. Como no podía perder la oportunidad comencé a molestar a todo aquel que se dejase, empezando por supuesto en mi casa, para extenderme hasta llegar a personas que ni conozco ni me interesa conocer.

Irrisorio era el actuar de muchas personas al salir en defensa de su ídolo. Su dolor era tan profundo y autentico -sobre todo este ultimo- que no dudaban un instante en agredir a todo aquel que osara en dudar de la magnificencia de este gran ¿músico?, no lo creo, más bien seria de este sujeto que fue un gran bailarín.

Hubo muchos argumentos a su favor, aunque la mayoría se centraron en tres ideas principales que dejo un gran legado musical -¿?- a las nuevas generaciones, que era negro 😆 , pero sobre todo fue un parte aguas dentro de la industria  -exacto, INDUSTRIA, no MUSICA- musical con sus excelentes coreografías y magnifica forma de bailar.  Aunque no falto el perdido que trato de realizar un análisis técnico de toda la herencia dejada por el rey del pop.

Esta última actitud fue la que condujo a dicha personita a realizar un comentario que realmente quedo fuera de lugar. El comentario decía algo así:

Te burlas, pero eres un cobarde que se oculta tras la música de alto nivel.

¿Perdón?, ¿dijeron música de alto nivel?, vaya eso nunca me lo hubiese esperado. Como es obvio la persona desconocía por completo mis gustos musicales, aunque yo aun me pregunto: ¿dónde queda determinada la música de alto nivel?, ¿será en la complejidad de su ejecución?, ¿en la armonía?, ¿en lo profundidad de sus letras?, ¿o tan solo es aquella que no es “popular”?

Algo que he percibido últimamente, es que las personas le temen a música “no popular”. Cuando digo no popular me refiero a algo como la música clásica. Muchas personas creen que para poder disfrutar de esa música se requiere de un alto nivel técnico de preparación, si se carece del mismo uno no podrá disfrutar de aquello. De hecho, algunos petulantes individuos escuchan este tipo de música tan solo porque les da “cache”, supongo que la persona que emitió el comentario me percibió de una manera semejante.

A este tipo de postura yo le cuestionaría:

¿Acaso comprende lo que toca su artista favorito?, ¿Conoce los recursos musicales y técnicos a los que recurren sus grandes ídolos? En verdad yo lo dudo mucho.

Patrañas, meras patrañas son aquellas afirmaciones que indican que todo individuo necesita comprender lo que se escucha para poder disfrutarlo. La música es disfrutable -creo yo- solamente en el momento que satisface una necesidad para tu persona.

La diferencia entre la música de calidad y la música basura, es el hecho de la función que en verdad realiza, los motivos que le dieron vida y los que actualmente la sustentan -he aquí de nueva cuenta el mismo “principio” que emplee para el caso de la virgen-.

Un ejemplo de ello es el siguiente.

Los granadians con su video de a peso, no son los grandes músicos pero demuestran que lo importante es la manifestación de un sentir autentico. El estilo de música, la ropa, la forma de bailar, todo te expresa esa nostalgia de los orígenes, un momento donde se puede partir para crear al más “propio”, ya que quizá ahí se desvió a un sitio que quizá no nos agrade tanto. La letra, bueno es un recurso no siempre empleado por este grupo -ya que son más instrumentales- pero a través de ella expresan de  forma irónica muchas de las conductas cotidianas más banales.

Por este lado tenemos a Shakira, la gran compositora latinoamericana. Filantrópica que se preocupa tanto por los “niños necesitados” que decidió saciar sus deseo de verla realizando movimientos sugerentes. No le importa vender el cuerpo con tal de obtener fondos para… un momento, ¿a donde irán esos billetes?, así a su bolsillo. El tema un pedazo de basura proveniente de las mentes más pueriles del mundo. Sus bailes bueno que puedo decir, es obvio cual es su propósito -luego se enoja cuando le dicen que la gente acude a sus conciertos tan solo porque le quiere mirar el trasero-, lo mejor ese aullido de…. bueno, solo puedo decir que todo en su conjunto es una verdadera joya musical que se quedo en lo bruto.

Supongo que más de uno piensa que es incorrecto el realizar comparaciones para sostener una argumentación, pero creo que ello de la inexistencia de los valores absolutos -sobre todo esa idea de que toda opinión es válida, por lo tanto no es recomendable comparar- es un tema que merece un trato aparte ya que es una tema que conduce una reflexión profunda. Así que no coman ansias mis queridos “amantes de todas las opiniones”, pronto también me burlare de ustedes.

Dado que yo posee mis valores absolutos continuemos.

Ustedes de antemano saben que tanto el pop y el reggaetón son dos de los  géneros que mas aborrezco, ya que a diferencia de géneros como el blues, punk, ska, regaae, soul, hip hop, rock, metal, jazz, etc. no cumplen una verdadera función social más que la de vender música. Quien dude de estas palabras puede investigar sobre los orígenes de dicho géneros.

Por todos es bien sabidos que el pop es un género que degrada -de fea forma- el resto de los géneros musicales, los simplifica, los masifica y los comercializa, eso es todo. El reggaetón, además de realizar los mismos pasos que el pop, se atreve a comercializar con un género, el femenino, ofreciéndolo como mercancía pura -aunque existen poperas como shakira que han demostrado que ellos también usan este recurso-, para atraer más clientes. El pop por lo menos “ofrece” una letra banal y ridícula, el segundo no llega si quiera a ofrecerte sujeto que sepa hablar correctamente. 

Jamás me ocultaría tras una música que no creo, ya que eso sería ridículo. “Juzgo” a las personas por su comportamiento -lo que incluye sus gustos musicales- tan solo porque me gusta encontrar afirmaciones a muchas ideas que tengo. Me parecen interesantes muchas de sus reacciones porque veo en ellas algo que muchas veces no se dice -o que más bien nunca- pero que ustedes gustosamente confirman. Si tuviera interés en convertirles a la vez que expreso mis ideas crearía algo como esto:

Si, otra vez este video. No se a que se deba pero esa forma de bailar me gusta mucho. Supongo que si algún día me animara a bailar….

Música de calidad y música basura. Intentar determinarla por medio de un análisis técnico -que muchos realizan para decir: esto es mejor- es un mero desperdicio de tiempo. Creo que es más viable realizar un análisis -de la música- de forma social a partir de las funciones que desempeña.

A nivel personal creo que la música de calidad es una forma de transmisión de ideas, mensajes, sentires. Si te sientes identificado con lo expresado y lo comprendes pues es lógico que te cautivara por completo. Desafortunadamente mucha de la música de hoy en día no tiene esa intención y esta se encuentra impregnada de mensajes banales cuyo único fin es el de obtener beneficios con un mínimo de esfuerzo. Una analogía semejante es a la apreciada en la literatura de calidad y los libros basura. Ambos fueron creador por un medio parecido, pero los dos cumples funciones distintas. El primero -la literatura de calidad- busca narrar una historia, expresar ideas, pensamientos, etc. buscando por medio de la narrativa -las notas es el recurso empleado por los músicos- seducir y cautivar al lector haciéndolo participe dentro de la lectura. La “literatura” barata, tan solo busca vender una idea -libros de autoayuda: “tú eres lo máximo, tu puedes”- o intentan cumplir una función básica, entretener al público para pasar el rato. Bajo esta consigna creo que nada de calidad se puede crear ¿o me equivoco?

A los “expertos musicales” me gustaria preguntarles que tipo de análisis obtendrían de una música como esta, ¿sus obvias carencias le da el titulo de música de ínfima calidad?, en lo personal yo lo dudo.

Quizá muchos crédulos poperos piensen que Shakira no es digna representante del pop de calidad, pues bien, vayamos con su ídolo absoluto. Aprecian el mensaje del himno pop, tan profundo -hasta me hace llorar- 😥 que nada puede hacer el pobre Joe Strummer al lado suyo 😆

Creo que si la gente se hiciera la pregunta ¿como es posible que el pop aporte musica de calidad si las bases sobre las que fue erigido estan totalmente podridas? Supongo que es el hecho de que la gente no se hace esta pregunta la razón por la cual el pop no se percibe como lo que realmente es.

Creo que este tipo de entradas me ayudan a comprender porque ha comenzado a sentir una verdadera antipatía por los cuestionamientos de las personas. Creo que es inevitable el punto en el cual conversar con una persona significara “instruirla” en primer instancia y luego conversar con ella. Claro, este último no es lo que deseo obtener con estas entradas, pero creo que demuestran lo largo que se está convirtiendo en responder un comentario,  aun cuando me apoyo de otro tipo de medios al escrito, sin ellos creo que me seguiria de largo y no me detengo 😛