Profe

Ya que les debo varios post he decidido escribir más de la cuenta hoy.

 En la entrada que tiene por nombre Comentarios, escribí lo siguiente:

“El que mis comentarios sean casi siempre cuestionados podría ser un indicio de que quizá es hora de que medite sobre mi postura en algunos aspectos. El pero es que esta actitud proviene de cierto tipo de individuos -desafortunadamente casi siempre es la mayoría- los cuales son radicalmente distintos a un pequeño grupo con el que tenido el placer de relacionarme.  Por el momento les dejo los comentarios pueriles del 2009, dentro de un par de días les contare algunos sucesos que ejemplificaran claramente lo que he dicho en este párrafo.”

Esta idea lo tenía en mente desde hace tiempo -Noviembre 2009- ya que en ese mes sucedieron algunos hechos que en verdad llevaron mi capacidad de asombro más allá del límite, reconfirmando una vez más mi postura sobre las personas.

A estas alturas nadie me despojara la idea de que en este país solo existen dos tipos de personas, la gran masa es uno de ellos y solamente invita a la indiferencia. El resto vale la pena conocer a tal grado  que merece la pena volver a la hipocresía social con tal de hallarlas.

Antes de poder mostrarles mi impresión sobre los dos lados de la moneda, tengo que presentarle a un profesor que realmente vale la pena conocer como persona. Su nombre Yahvé el único profesor judío que he tenido a lo largo de la vida.

La relación que tuve con el profesor -al igual que con Baltasar y Héctor Luis- en un inicio fue de total indiferencia. El exponía, yo oía y realizaba mis anotaciones. Aunque a nivel personal siempre trato de mantener la relación profesor alumno -y no de buscar el trato de amigos como hace gran parte del alumnado- intacta, en más de una ocasión ello me ha resultado imposible. Algunas veces por mi culpa -como fue en este caso- y otras por que el profesor no fue capaz de disimular la molestia que mi persona le causaba.

No tengo ni en qué momento el profesor cambio su actuar hacia mi persona, pero al notar que un examen que decidió seria de casa -créanme ello no significa que fuese algo sencillo de resolver- jamás llego a mi bandeja de mi entrada aun después de hablar con el un par de veces me hizo pensar que esa materia me daría un par de molestias extras.

Después de insistir un par de veces la solución planteada fue la de un examen de reposición días antes de que finalizara el semestre. Al cuestionar a mis demás compañeros averigüe que el trato había sido exclusivo a mi persona. La razón fue fácil de descubrir, un profesor judío molesto con un alumno por el hecho de portar un par de símbolos. Supongo que después de todo su enojo podría tener una leve justificación si considero que el seria una de las pocas personas que tendría un motivo real de molestia, ya que indirectamente -si así lo desean ver- mi persona daba muestras de poseer un ideología que se caracterizaba por discriminar a personas como él.

La actitud del profesor cambio de forma radical justo después del segundo examen, realizado en esta ocasión durante la clase. El sujeto antisocial que en más de una ocasión traía el rostro casi totalmente cubierto, pelón con gabardina,  portador de un símbolo que quizá despreciaría a su misma persona fue el único capaz de obtener un diez en el examen que la gran mayoría reprobaron, ¿la razón? supongo que le pareció más correcto hablar con el que seguir con su actitud pre juiciosa.

Antes de darme mi examen el profesor me solicito cinco minutos de mi tiempo para charlar un poco y de paso limar asperezas. De aquella charla obtuve un solución -justa- a mi cero del primer examen -sí, me puso cero- y el obtuvo respuestas sobre mi actitud, las cuales al parecer le parecieron un tanto “ridículas” en un inicio pero que después noto que me daban resultado.  

La actitud del profesor -después del segundo examen- realmente me hizo pensar que quizá trataba con algo más que un sujeto que dejaba de lado sus prejuicios, siendo la solución al cero la que realmente me mostro una personalidad ya antes conocida por mi persona. Baltasar, un profesor de física del CCH -no recuerdo su nombre-, Armando Blanco y quizá hasta la feminazi del CCH habían mostrado algo similar. Aunque de ello hablare en el post que escriba mañana o pasado.   

Es obvio que un sujeto que así vestido toma clase tiene problemas. Lo que más me llamo la atención del profesor fue que de todo mundo haya sido el único que preguntase la razón del porque ese símbolo ocupase exactamente esa posición.  Reconozco que al menos fue más original en sus preguntas 😀

Anuncios

Reflexión

A lo largo de estos días he estado reflexionando sobre mi nivel de aprovechamiento académico y he llegado a la conclusión de que si la UNAM desea ver números altos en mis actas de calificaciones para con ello reflejar mi supuesta “inteligencia” y valía logrando obtener con ello algún beneficio -que siempre han catalogado ellos como derecho- como universitario pues no tengo mas remedio que  cumplir sus caprichos.

Para dicha labor requeriré un poco de ayuda, y no por que no pueda lograrlo  -tal y como me dijo mi “tutora” en primer semestre- por mi cuenta, más bien se debe a que simplemente no estoy dispuesto a dejar de lado el conocimiento “ajeno” a mi carrera para convertirme en un matado que realice todas las labores que deje  el profesorado.

Saben, siempre supuse que esta patraña de apañárselas solo no duraría por siempre, aunque siempre tuve la “ilusión” de poseer la capacidad para prolongarlo durante un largo periodo de tiempo.

El problema al que me afronto ahora es que no tengo un interés real en las personas. Actuar fingiendo un interés por sus personas es algo que no pretendo hacer, aunque tampoco creo que me “hagan” mis tareas tan solo porque se trata de mi.

Volver a la hipocresía social no me agrada en lo absoluto, supongo que es algo con lo que tendré que lidiar por el resto de mi vida.  Quiero suponer que después de estos años la gente ha cambiado para bien – no siendo los los idiotas de 17 convertidos en los borrachos de 22- y creo por ahí debe de haber alguien que valga la pena conocer. 

Siendo honesto, lo único que ha despertado mi interés de todo esto es conocer en qué condiciones se encuentran mis habilidades sociales. Hasta donde recuerdo, estas se encontraban en buen estado pero quizá de ellas no queden más que pequeños rastros. Si tomo en cuenta sus comentarios que dicen  que mi tono de voz ha venido disminuyendo en los últimos años -supongo que es por el desuso :lol:- y mis niveles de armargura se han disparado,  la cosa no estará tan fácil como antes.

A lo largo de estos días he pensado en varias ideas de cómo afrontar el semestre venidero. Hasta ahora no me ha sido posible encontrar una solución mejor que la de forjarme una nueva identidad, la cual sea capaz de encajar perfectamente en la sociedad actual.

Bueno, creo que es momento de presentarles el prototipo del nuevo Octavio -tavo o tavito para los cuates-. Estoy completamente seguro que sera de su agrado.

¿Qué como soy?, bueno….

Soy una persona alegre…

…trabajadora y honesta.

Aunque con una personalidad atormentada.

Se apreciar  a las mujeres por lo que son.

Poseo  ideas libertarias….

…aunque detesto los movimientos no naturales y represores.

Con una fuerte identidad cultural.

Gusto de la televisión inteligente

así como de la buena música…

…. y el cine.

Me confieso adicto a la buena literatura.

Temeroso de Dios por convicción.

Puma de corazón….

….aunque solidario con el enemigo.

Y al igual que ustedes mí objetivo de vida es conseguir el amor del mundo.

P.D. Aunque la ultima parte fue escrita de forma sarcástica, si tengo intensión de realizar lo escrito en la primera parte de esta entrada.

Nimia reflexión sobre la UNAM

No sé bien a que se deba pero esta entrada simplemente no puedo terminar de escribirla. Con esta ya llevo cuatro intentos por tener una entrada terminada. Supongo que dado el resultado del CELE yo mismo he dudado de la credibilidad que podrían tener mis palabras.

Desde diversos ángulos se puede reflexionar sobre la UNAM. Quizá ello moleste a muchos pero creo que es el mejor obsequio que un universitario puede regalarle a su alma mater en una época como esta -donde todo mundo concibe a la UNAM como algo cercano a lo ideal, y por ende no requiere de cambios substanciales- y en un país como este -donde un elogio conduce a quien lo recibe al conformismo-.

Dos aspectos son los que empleare para dar una muestra de lo que hablo. Dada la sensibilidad de las personas he de limitarme a realizar algunas preguntas al aire esperando que alguien -algún día- me pueda responder.

Meses atrás me encontré con un par de noticias que a todo universitario lleno de orgullo. La primera -la segunda la abordare en otro post- decía:

La UNAM, entre las mejores 100 universidades del mundo

Ingenuamente la gran masa creía que nuestra máxima casa de estudios se encontraba próxima de estar a la par de universidades como Yale o la Universidad de California.  Pocas, muy pocas personas instigaron a la reflexión recién se dio esta noticia, la mayoría eran “amargados” como yo.

Yo me pregunto cómo es posible que la UNAM se vanaglorie de ser una de las mejores universidades del mundo cuando…

1.- La cantidad de egresados es muy baja en comparación con la cantidad de alumnos que ingresan cada año -en mi facultad el promedio es de una tercera parte, cuando mucho-.

2.- Como es posible que su sindicato -barrenderos, destapacaños y pone sellos- tengan más poder de decisión que los alumnos, profesores e investigadores juntos, al grado que los primeros pueden llegar a afectar la labor de los segundos.

3.-  Como es posible que la autoridades de la UNAM permiten que la universidad sea objeto de manipulación por parte de una “pequeñísima parte de su comunidad.” El ejemplo más claro es la tolerancia que se le tiene a su sindicato en el momento en que este toma las instalaciones según su conveniencia. Y ni que decir del auditorio Justo Sierra el cual se encuentra en pésimas condiciones gracias a todos gamberros que lo habitan.  

4.- Por que una universidad como es la UNAM aun posee una estructura burocrática tan arcaica sin que se haga algo al respecto.

5.- Como es posible que una de las mejores universidades del mundo ha sido incapaz de dotar a la sociedad de su país – durante los últimos 80 años- de mentes críticas capaces de ayudar en la transición a la democracia que tanto falta hace. Supongo que algo tiene que ver que en la misma universidad -aun cuando se denomina de corte izquierdista y  liberal- aun se mantiene un sistema que choca con la democracia misma, algo que en lo personal me parece sumamente ridículo. 

Al final de todo, creo que las bondades que brinda la UNAM ha conducido a su comunidad a un letargo mental  que la conduce a pensar que esta universidad es indigna de recibir cuestionamiento alguno, como si su “grandeza” la hubiese convertido en una fortaleza inexpugnable a la crítica. 

La falta de introspección en la Universidad la conducirá a un camino de búsqueda de autoalabanza y de reconocimiento por parte de la comunidad internacional pero lejos de los principios que le dieron vida. Bueno, espero que al menos uno de sus miembros sepa cuáles son 😆  

El desconocimiento de tus esfuerzos hoy en día es tan grande que la basura de este país ha decidió deshonrar tu memoria quitando tu nombre de un auditorio para rebautizarlo con el nombre de un guerrillero argentino . Como si aquel hombre hubiera hecho más por la UNAM que tu.  

Sobre el leopard.

Para ser sincero no he revisado sus blogs desde el ultimo día que escribí. Lo que me sorprende es su interés de poseer una PC con Windows y Leopard.

Como le dije a esa molesta mujer denme esta semana para bajar el leopard, encontrar a un compañero de facultad que está bien metido en esto de las maquinas virtuales -yo no, tengo como dos años que no me informo nada sobre tema- y ponerme de acuerdo con el para que venga a manosear mi computadora ya que existen dos posibilidades de que tengan el leopard, instalación “fija” o maquina virtual. Probar con ambas opciones me llevaría más tiempo del que si le pido ayuda a el -si tan solo se le hubiese ocurrido comprar su computadora durante las vacaciones…- . Eso si, el rendimiento en las maquinas virtuales jamás será igual al de tenerlo “fijo” ni tampoco será igual a tener una Mac.

Sobre el ipad…. para ser honesto no me interesa mucho ya que al ser un “todo en uno” posee características que encarecen de fea forma el producto y que simplemente no me son útiles. HypePad deberían de haberle llamado -Dios, espero que esto no atraiga a los fans de apple a este blog- ya que no es la novena maravilla que todo mundo esperaba. Una opinión muy personal es que el ipad se queda en medio de la PC y un dispositivo con tecnologia 3G -muchos lo catalogan como un iphone grandote, la verdad no se nunca he usado un iphone- sin poseer alguna  novedad que lo diferencie substancialmente de las tables pc, bueno si, la ausencia de teclado.  

Al igual que con el ipod yo aguarde la respuesta de las demás compañías y termine por elegir al Zen. Lo unico que me interesa del ipad seria su capacidad de leer libros digitales en una pantalla a color y nada más.

Un excelente gadget para el usuario que posea una solvencia económica de igual tamaño que el bolsillo trasero de su pantalón como para que le entre esto.

Computadora

No tengo una noción real sobre el funcionamiento de Windows 7 ya que lo probe de rápido hace poco. Aun conservo el XP ya que me parece más práctico y estable, además de que no desperdicio recursos de sistema a lo tonto. Aun cuando mi maquina no es vieja -core2 quad a 2.7 GHz y 6 gigas en RAM- si sentí una diferencia entre los tiempos de carga de los programas. Si piensas usar solamente el office no tendrás muchos problemas. Aunque claro, esto solamente aplica si te decides por una armada, ya que de lo contrario te viene por default Windows 7 o Vista.

Si quieres una opinión personal yo elegiría una maquina armada. Antes, ello te librara de tener que comprar un sistema origina, pero ahora las placas intel traen protección, lo que te puede traer varios problemas si  eres tú la que le da mantenimiento a la maquina -dudo mucho que ya hallas aprendido :P-. Eso sí, evita comprar un dual core ya que pronto comenzaras a tener problemas con el en cuestiones de rendimiento.

Respecto al sistema operativo, mmm… yo te recomendaría que probases las maquinas virtuales. Puede ser algo engorroso pero te quitas de encima el dilema de ¿cuál es mejor Windows 7, Mac OS X o Ubuntu?

Si te decides armar una maquina ve acompañada por alguien que sepa -voy contigo si es antes de que regrese a la escuela-  no vaya a ser que luego se equivoquen y me quieran linchar a mí 😛

La solución a los grandes dilemas del usuario promedio. Para mí no, yo le soy fiel a Microsoft 😆

Videojuegos

¿Arrepentirme? Mmm…. no lo creo, al menos no en el corto plazo. Gastar dinero por comprar un par de juegos y que después me entre el remordimiento por no haberme esperado no refleja mi postura por este pasatiempo.

Como ustedes saben mi intimidad es quizá lo que más valoro. De esta se desprenden los que quizá sean mis tres adicciones: lectura, música y los videojuegos.

Podría parecer ridículo pero desde niño los videojuegos han poseído cierta influencia en mi vida. Dado que no quiero escribir mucho -no sé porque pero últimamente no tengo interés en postear, si no fuese por sus idioteces- les dejo algunos videos que ejemplifican bien lo que digo.

A los 13 años yo jugaba Simcity3000, cuando escuche esta canción supe que esto era lo que yo quería seguir escuchando. Bueno, me tarde un poco de tiempo más en adoptarlo como mi genero favorito pero estoy seguro que el soundtrack de este juego ayudo.

Además de entretenerme por un buen de tiempo, los videojuegos me alentaban a pensar más rápidamente con juegos como estos. Supongo que en algo que ayudo, de lo contrario no podría comprender porque mucha gente adulta es incapaz de jugar estos títulos. Lo malo es que los RTS actuales se asemejan mas a un complejo piedra papel o tijera.

Siempre me mantuvo al tanto de muchas innovaciones tecnológicas. Los clanes y sus foros cumplían una función similar a las redes sociales. Hoy en día se desarrolla algo que en lo personal me llama mucho la atención, y no necesariamente por los juegos, más bien es por las aplicaciones que se le podrán dar a futuro, sobre todo en la computación.

Sencillamente no creo poder dejar de jugar videojuegos durante toda mi vida ya que crecí con ellos. Las mejoras continuas a las consolas me maravillan cada vez mas y su música en ocasiones alcanza niveles bastante altos. Quizá cuando este artrítico y sin posibilidad de tomar un libro en manos diré: “tal vez no debí jugar tanto” 😆

Desde siempre desee un juego similar a este -aunque en la generación pasada lo conseguí, en la actual lo han llevado a un nivel muy superior-. Lástima que todavía falta para que sea lanzado.

CELE

Es bueno saber que el día de ayer me anime a escribir algunas líneas donde mencionase la falta de critica a la UNAM, si hubiese pospuesto esas líneas para el día de hoy la credibilidad de las mismas habria dismunido drasticamente.

Hace un rato revise los resultados de la convocatoria del CELE, estaba completamente seguro que no se me rechazaría pero oh sorpresa una leyenda debajo de mi nombre aparece la cual dice:

“NO ACEPTADO”

Contrariamente a lo que se podría pensar mi reacción inmediata no fue de enojo, al contrario, lo único que hice fue soltar una carcajada. ¿Acaso debí actuar de otra forma?

Es ridículo pensar que en dicho proceso de selección se haya decidido que no soy “apto” para tomar un curso en dicho centro. Reconozco que bajo su pobre criterio de selección no seré calificado como un alumno de diez, pero esa tontilla idea de apremiar a los matados de la UNAM no garantiza que se esté apoyando a los mejores miembros de la comunidad.  Alumnos con dos carreras inconclusas y más de una lengua cursada -todos conocemos por lo  menos un caso así- en dicho centro es una muestra de que ese sistema de evaluación sencillamente no funciona.

Ahora mismo no puedo dejar de preguntarme:

¿Cuántos alumnos de ingeniera, ciencias, química o medicina se encuentran en dicho centro? ¿Por qué no publican los resultados de dicha selección? Sería curioso ver como en una de las “mejores cien universidades del mundo” se desprecia de fea forma a los estudiantes de ciencias, mientras que a los humanistas….

Resulta irónico saber el 2.49 que me falta para alcanzar la excelencia proviene de la falta de tareas que no entrego debido a que empleo ese tiempo en mejores cosas. Supongo que uno de mis  deseos de inicio de año -incrementar 10 libros a mi promedio de lectura- no será posible 😆 . No lo se, ¿de verdad se ve tan mal el ser un estudiante de sexto semestre de la facultad de ingeniería con un promedio de 7.51? Y eso que hace un año lo tenía cercano al siete :lol:.

Estoy molesto, pero no es tanto porque se me haya rechazado -hasta donde recuerdo jamás se me había rechazado de una institución mediante un proceso de selección valido-, más bien es porque este hecho me ha dejado claro que necesito “descuidar” aun mas algunas actividades que tanto me gustan, esperando con ello poder “complacer” a algunos lerdos que tienen la capacidad de obstruirme el camino.

Poco falto para esto.