Aniversario del natalicio de Ludwig Van Beethoven

Tan solo puedo decir: Alemán y misántropo tenias que ser, como la mayoría de los hombres que más admiro 😀

Anuncios

Pereza que se disfruta

Dentro de los pocos días que guste despertarme “tarde” –nueve de la mañana– encontré un placer que antes no había encontrado: levantarse pero de una forma diferente cada mañana. Hacerlo pero de una forma lenta que hasta parece que uno no quisiera hacerlo.

Dado que mi propio cuerpo tiene el habito de despertarse siempre a determinadas horas, pero como una parte mía no quería levantarse, decidí quedarme en cama un periodo de tiempo extra dormitando. Para no tener un sueño profundo prendía el estéreo y sintonizaba Opus o Radio UNAM.

Como a esa hora radio UNAM solo pasa noticieros y creó un día pasaron algo como una radio novela –ese día creo era más tarde, la verdad no recuerdo– decidí sintonizar solo a Opus, dado que dicha emisora solo ofrece música académica y la participación de los locutores es mínima.

Durante estos días me parecía un placer enorme quedarme una hora más en cama disfrutando entre sueños de dicha música. Un par de entre todo lo que escuche logro despertarme de mi sueño y me dio un extra para atreverme a dejar la cama. Anton von Webern y Bedřich Smetana fueron los dos compositores que lograron despojarme de mi pereza y animarme a salir de entre las cobijas de muy buena gana. Y como no iba a ser ello con semejante par de piezas:

El final que le dio a esta pieza, simple y sencillamente raya en lo sublime. ¿Como podía evitar no animarme a despertar de una buena vez?

Y lo seguiré diciendo todo el tiempo: si se desea crear una pieza desgarradora los instrumentos de cuerda son la mejor alternativa. Sobre todo el violín, aunque el violonchelo… 

Casi siempre en vacaciones tenía la costumbre de dejar prendido el estéreo en Horizonte. Dado que padezco de algunos problemas de sueño y dado que en ocasiones me cuesta un poco dormir en este periodo, la música me ayudaba a poder hacerlo de mejor forma. Aunque ahora he descubierto que este método funciona de maravilla y de mejor forma si lo pongo en práctica después de haber dormido algunas horas.

Siempre he criticado a la gente perezosa, a la gente que gusta dormir todo el día y trabajar lo menos posible. Aunado a los libros que he leído últimamente y a lo narrado en esta entrada, creo poder comprender mejor la razón que los motiva a disfrutarlo tanto. Aunque ello no le resta de forma alguna el hecho de que me sigan dando lastima: “vivir para dormir” gran lema.

El sueño que me obliga a retomar este blog

Muchas, pero muchas cosas he deseado durante estos últimos meses escribir en este blog. La gran mayoría han de ser olvidadas y recordadas solo como un pie de página dentro de este periodo de tiempo. El resto han de ser escritas, poco a poco, y en gran medida a suceso que tuve el día de hoy.

Como recién le acabo de escribir a una amiga, el día de hoy tuve un sueño de lo más extraño:

Al despertar tenía conciencia plena sobre como el sueño se fue formando hasta llegar al punto que un ser como es el instructor Hartman –Full Metal Jacket– apareciera en mi sueño. No soy un ser que sepa apreciar a pleno el cine, por lo que dudo mucho que sea mi amor a este arte lo que me haya conducido a la aparición de dicha persona –o por lo menos de una figura bastante parecida– en mi sueño. En verdad creo yo que esto va por otro lado.

El sábado pasado recién termine el semestre. Dado que sufrí de una pequeña lesión en el dedo índice de la mano derecha –, decidí restringir el uso de la computadora por algunos días. Lo que nunca pensé fue que dicha restricción se extendería a otras áreas como son la lectura, la escritura y el ejercicio. Los cuales desde hace mas de tres semanas venían palideciendo por el limitado tiempo que les podía ofrecer.

No soy experto en análisis de sueño. He leído los libros de Sigmund Freud que hablan sobre los mismos, y aunque el sueño que se me presenta se me ha desdibujado mucho, creo saber porque dicha figura se apareció.

Para quien no tenga ni idea de quién es Hartman, les dejo este video:

En el sueño este sujeto apareció haciendo rabieta e insultándome de una forma similar debido a un error que había cometido mi persona, pero que en un principio solo se limitaba a guiarme un poco. Apenado y sin sentir “temor” alguno por el ser que tenía en frente, intentado corregir mi error encontrando lo que había perdido termine alejándome de su persona. Al final lo que había perdido volvió por sí solo. Cuando me reencontré con dicha figura, esta volvió a su silencio absoluto y se limite a continuar donde un inicio. Yo solo una vez hable, y cuando lo hice fue en un tono muy semejante al que este sujeto usaba para dirigirse a mi persona, el cual por cierto no me disgustaba en absoluto usar, lo que me hizo pensar que en verdad no éramos tan diferentes.

Dada esta peculiaridad y según lo que decía Freud en sus libros, una persona pone en labios de otra figura sus propios pensamientos. Al ver que mi persona y la que se me figuro al instrutor Hartman no eran muy diferentes, llegue a la idea de que dicho sujeto enfrente mio, el cual no paraba de exigirme no era otro ser más que mi persona apresurando y exigiendo a mi propia persona, solamente que “embestida” como una figura de autoridad.

No puedo sino asociar que dichos reclamos no eran más que por la pereza de estos días, la cual disfruto en cierta medida, pero que finalmente termino por no soportar a los pocos dias de vacaciones. Quizá se deba a que estoy algo molesto por no poder hacer ejercicio debido a una ligerísima gripe –que pareciera no estar presente gran parte del día– que me impide realizar. Quizá se debe a que muy posiblemente no llegue a mi meta de 30 libros este año, o quizá solo se deba a razones ocultas lejanas a mi pequeña interpretación.

Como sea, y no obstante, creo que el recordar este sueño me parece un buen detalle. Quizá con esto se me haga la costumbre de escribir y dejar un recuerdo sobre algunos sueños que me han impactado un buen. Por supuesto esto solo será una tarea privada de la cual no se verá rastro alguno en este blog. Como mucho de lo que hago 😛

Al parecer a una parte de mi ser algo cercano a esto le parece lo adecuado. En verdad no sé si ello es para alegrarse o no 😛